MARATÓN

Desde que se celebró en Jaca el curso dirigido por Clara Marta “De vuelta con el cuaderno”, Zaragoza se fue convirtiendo en el paradigma del pincel y la acuarela. Hemos trasladado a La caja de los hilos la crónica que Alicia Lázuli escribió del I Maratón de dibujo y que se publicó en el blog vecino Devueltaconelcuaderno allá por el mes de noviembre de 2009.

Querida tía Neus:

Estaba impaciente por hablar contigo y por contarte que participé en el I Maratón de Dibujo en Cuaderno que el sábado pasado reunió en Zaragoza a un montón de gente armada con lápiz y acuarela. Como de costumbre, no fue fácil llegar al punto de encuentro porque –ya sabes lo despistada que soy- acudí a las 11 de la mañana a la Plaza de los Sitios y me encontré con la Escuela de Arte cerrada  y una furgoneta roja en la puerta como todo signo de señal humana. Recordé después que la nueva Escuela se encuentra en la margen izquierda del río y que allí era la cita. Cuando llegué a la terraza del nuevo edificio se me pusieron los pelos de punta: personajes de todas las edades, sexos y colores garabateaban sus cuadernos intentando meter a presión el Pilar, El Ebro o la antena de televisión vecina.

Empecé a reconocer rostros de los que había conocido en Jaca y comenzó una larga ronda de abrazos. La alegría del reencuentro me hizo olvidar la sensación de patito feo que tenía por no dominar el dibujo (y eso que ya sabes que me matriculé en la Academia Cañada y he progresado mucho). Saqué mi libreta y, como si estuviera atacada por la Cuadernitis A, empecé a dibujar a todo el que se encontraba en ese momento en la terraza. Si cabían el Ebro, el Pilar y hasta la televisión aragonesa, por qué no iban a caber cincuenta pirados en mi cuaderno. No tuve tiempo de comprobarlo porque apenas había conseguido dibujar –otra cosa es que se parezcan- unas pocas personas, Clara Marta, la capitana, nos dirigió hacia el centro de la ciudad para poder templar los dedos con una taza de café caliente porque, contra todas las predicciones, el sol brillaba, pero por su ausencia. Desde las cristaleras de “El Real”, en la esquina de la calle Alfonso, se podía dibujar el Pilar que -ya más de mediodía- reunía en su plaza una buena representación de fieles y de infieles. Algunos optaron por quedarse en la esquina o por callejear buscando otros lugares que llevarse al cuaderno. Antes de acudir al restaurante del Centro de historia, que a las dos de la tarde serviría como punto de encuentro, pasamos por un solar de la calle Santiago donde José Azul había instalado sus “seres que pululan”, esculturas de hierro que algunos se llevaron también a la libreta. Yo preferí llevarme un trozo de jamón, pero a la boca.

Clara Marta había reservado mesa para treinta, pero, aunque muchos se quedaron atrapados en la torre que estaban dibujando o tenían otros planes, todas las previsiones fueron pocas y, como apóstoles del cuaderno, doce de nosotros fuimos a comer al Entalto haciendo una parada en el Millán, esa bodega a la que vamos a tomar el vermut siempre que vienes de París, tía Neus. Me quedé alucinada con Fouad, un amigo de Toño el de Madrid (que es capaz de llevarse al cuaderno el parque de bomberos de Getafe) que nos dibujó a todos sin mirar el papel y que se marcó un dúo con Teresa de la Cal de morirse. Mientras ella sujetaba el bolígrafo como si fuese un detector de actividad sísmica, él movía el cuaderno… un ejercicio de verdad asombroso.

Aunque eché en falta a más de una persona, todo fue emocionante: la comida, el café en el Centro de Historia, el paseo para ir a dibujar la haraponave (la llaman así porque Helena Santolaya y sus amigos intercambiaban allí, como pretexto de la fiesta, ropa vieja), el regreso al Pasaje del Ciclón, último punto de encuentro de la jornada…

La verdad es que yo no dibujé Zaragoza, al menos no en el sentido arquitectónico, porque al final del día lo único que había recogido en mi cuaderno era un montón de rostros poco reconocibles, pero te aseguro, tía Neus, que tienen para mí más poder de evocación de la ciudad que los mismos leones de bronce del Puente de Piedra.

Te echo de menos, tía Neus.

Alicia.

Los dibujos son de Helena Santolaya.

Colorea…

Anuncios
Publicado en Palimpsestos | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Y LOS MAGOS…

Agnes Daroca se estrenó el 14 de enero de 2010 en la vieja caja con las reflexiones propias del cambio de año, esas que invitar a iniciar una nueva etapa en la que no faltarán cuaderno y rotuladores.

Ahora sí que hemos terminado el ajetreo de salida y entrada.

Entre todos los regalos me quedo con lo vivido, porque lo recibido hoy me lo recuerda. Unos cuadernos en el bolso, rotuladores, olor a pegamento, canciones, poemas, risas, lágrimas… gente.

Ha sido el año de la pérdida y la ganancia.

Una coincidencia, varias casualidades y me encuentro con el corazón lleno pero sin dejar el hueco de mis algunos.

Como escuché hace poco: “A todos los que habéis estado, los que estáis y los que estaréis”.

La obra que acompaña este artículo es de la propia Agnes Daroca.

Dibuja….

Animal Collective – No More Runnin.mp3

Publicado en Palimpsestos | Etiquetado , , , | Deja un comentario

PERO… ¿POR QUÉ?

El 3 de enero de 2010, Martes nos envió un texto que analizaba la duda como oportunidad vital. Muchas gracias por abrir nuestra caja.

Dicen que un “¿por qué?” comienza a evaporarse despacito cuando hallas alguna contestación convincente, dicen que se va borrando y al final desaparece sin dejar rastro.

Yo últimamente no consigo encontrar respuestas, al menos algunas que me crea del todo. Por eso mis “porqués” tardan tanto en irse, o no se van. Por eso estoy aprendiendo a vivir con ellos.

El último es enorme y me persigue, me lo encuentro por todas partes. Creo que quiere que estemos juntos (le delata el cepillo de dientes forastero que ha dejado en el lavabo).

Intuye, seguro, que nunca encontraré las explicaciones que busco. Y percibe por eso que puede quedarse.

Esta mañana nos hemos cruzado en el pasillo, cuando apenas empezaba a despertarme, y me ha plantado un beso en los morros (que me ha dejado toda enredada).

Sé que nunca encontraré las respuestas que busco. Estoy por hacerle un hueco en mi cama.

El fotógrafo hispano-australiano Javier Ibarra barniza de sensibilidad y dulzura todo lo que mira.

Preguntas…

Annie Lennox – Why? (YouTube)

The Beatles – Because (YouTube)

Publicado en Palimpsestos | Etiquetado , , , | Deja un comentario

GARABATILANDIA

El 20 de noviembre de 2009, la vieja Caja avisó de la I Maratón de Dibujo en Cuaderno de Zaragoza. Aquí está.

Helena Santolaya nos invita a que participemos en el I Maratón de Dibujo en Cuaderno de Zaragoza. ¿Para qué? Para salir del armario, recorrer la ciudad y sacar el dibujante que llevamos dentro. ¿Por qué? Porque desde Sketchcrawl se ha llevado a cabo una convocatoria mundial y estamos en el mundo. ¿Con qué? Con un cuaderno, un lapicero y lo que nos dé la gana. ¿Cómo? Acudiendo a las 11 de la mañana a la terraza de la nueva Escuela de Arte (en la margen izquierda, junto al edificio de la televisión autonómica). ¿Dónde? En Zaragoza. ¿Cuándo? El sábado, 21 de noviembre. Hemos contratado un bonito día de sol. No podemos desaprovecharlo. Si quieres saber más, pásate por De vuelta con el cuaderno. Allí nos vemos.

El dibujo es de la estupenda Clara Marta, la gran dinamizadora del dibujo en cuaderno de Zaragoza.

Dibuja…

Shirley Bassey – Diamonds Are Forever (YouTube)

Shirley Bassey -Light My Fire (YouTube)

Publicado en Palimpsestos | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

ALIX

La vieja Caja de los Hilos publicó el 14 de noviembre de 2009 un texto de una nueva colaboradora. A través de Be Lén, nos llegó un texto de Do Ra que nos hizo mucha ilusión, porque se estrenó como colaboradora de La caja de los hilos. Sus palabras hicieron referencia a la visita a Teruel del fotógrafo de la movida Alberto García-Alix.

Me despierto asustada, veo demasiada luz colándose por mi persiana, pero compruebo que no, que es pronto todavía. Noto su brazo que me agarra por detrás, veo sus tatuajes sobre mi piel. La pulsera se me clava en las costillas. Su mano descansa en mi pecho y su polla entre mi culo.

No puedo soportar a un hombre abrazándome así por detrás demasiado tiempo.

No puedo resistirlo.

Le cojo la polla, la aprieto fuerte. Me chupo los dedos, con la saliva preparo mi culo. Me la meto de golpe y gemimos al mismo tiempo.

Me muero.

Cuando se termina el cigarro seguimos sin habernos dicho una palabra. De repente se levanta, coge su Leika y la deja encima de una mesa, hacia la ventana. Se queda de pie, veo su cuerpo herido entre las sombras de la habitación.

Me mira y luego mira hacia la cámara.

-Cuando yo te diga, dispara.

La imagen que acompaña estas líneas es uno de los autorretratos más conocidos de Alberto García-Alix. Se titula ‘Mi lado femenino’.

Siente…

Daniel Melingo – Pequeño Paria (YouTube)

Publicado en Palimpsestos | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

DESDE MI VENTANA

El 3 de noviembre de 2009, La habitación de Klaus publicó este cuento de Tomás Lobo que indaga en el sabor metálico del dolor y la muerte.

Los niños juegan con cartones y palos, mientras sus madres beben café en la terraza del bar de la esquina. Tienen las caras pintadas de colores y se persiguen saltando sobre imaginarios charcos de barro. Desde mi ventana, el polvo que levantan parece un escondite nebuloso que los convierte en pequeños duendes nerviosos y burlones en esta tarde gélida de diciembre. Me gusta ese escondite. Parece que no hace frío allí. El café me quema en las manos.

Carlos regresó ayer. Al observar el vaivén de la arena entre las piernas de los críos recuerdo su pelo ondulado y ceniciento, sus labios gruesos, sus ojos verdes y sus manos grandes y dominantes, siempre en movimiento. Hace un año que se marchó a Londres e insistió mucho en que no le llamara, que no soportaba la idea de que alguien le estuviera esperando. No me dejó ni un teléfono ni una dirección. Prefería darse tiempo para añorarme y, en cuanto volviera a casa, abrazarme como si solo hubiese estado fuera unas horas. No tener noticias de él me devastó por dentro. Cuando no podía más, me marchaba a esos garitos que tanto odiaba Carlos y en los que me consolaba dándome unos besos con cualquiera. O me dejaba tocar en algún callejón, llorando hasta la llegada del autobús. Si Carlos me hubiera visto, no me lo hubiera perdonado. Al final, regresaba a casa, borracho y loco, y le escribía una carta. Después la quemaba. Y volvía a escribir otra.

Lo conocí a través de mi amiga Clara, que estudió con él y me dijo que podía darme clases de inglés. Mi padre siempre me repetía que tenía que aprender inglés para ser un hombre de provecho. Quedamos en un bar del centro antes de la primera clase para conocernos y tras dos minutos de charla ya fantaseaba con el olor de su cuello en mi almohada. Una tarde, en su casa, le rocé el dorso de la mano y él la retiró. Entonces le besé.

Carlos era un hombre ordenado y estudioso, muy serio y tan tímido que a veces resultaba irritante. Su padre era general de división y su madre, profesora de matemáticas. Decía que jamás nadie podía saber que estábamos juntos, porque a sus padres les rompería el corazón. No le gustaba hablar demasiado y a veces pasábamos muchas horas en silencio, observándonos o acariciándonos. No fumaba, ni le gustaban los bares que yo frecuentaba y solo bebía té rojo y ginger ale cuando salíamos juntos. A veces le bastaba un vaso de agua. Se había doctorado en Químicas y su sueño era viajar a Londres con una beca de investigación. Al final lo consiguió. Yo era el único chico con el que había estado. Tenía 27 años.

Hace una semana, Carlos me llamó para anunciarme que regresaba a casa. Me pidió que le fuera a recoger al aeropuerto. Llegué a la terminal a eso de las seis, un par de horas antes de que aterrizara el avión. Esperé de pie, tratando de ensayar lo que le diría al verlo. Cuando apareció, quise gritar, pero me contuve. Me reconoció enseguida y se acercó a mí. Me dijo hola, me dio un abrazo y me dejó una de las maletas. Carlos nunca me besaba en público. Nos fuimos hacia el coche, sin comentar nada. “Me alegro de verte, pero prefiero hablar luego”, soltó para interrumpir cualquier amago de conversación por mi parte.
Había dejado la calefacción de casa encendida para que cuando llegara se sintiera cómodo. Ayer hacía casi tanto frío como hoy. Ya era de noche. “Tengo que decirte algo”, murmuró mientras yo preparaba café en la cocina. Me senté y lo miré con atención. Me fijé en que estaba más delgado. El perfil de sus labios resaltaba más aún si cabe sobre sus mandíbulas angulosas y fúnebres y los huesos de los hombros parecían estar a punto de dislocarse. “Hace dos meses me diagnosticaron un cáncer de páncreas en una clínica de Londres. Está muy avanzado. He venido a casa para empezar la quimioterapia”, afirmó. Me tomé la noticia como si me hubiera dicho que tenía un catarro, que iba a estar unos días en la cama y que no podríamos vernos mientras tanto. Le dije que seguro que el próximo verano estaría recuperado y que haríamos un viaje, que le llevaría a algún hotel bonito de un país extranjero o que iríamos a la montaña. Le prometí que cocinaría para él, que nos pasaríamos semanas en silencio y bebiendo té, como a él le gustaba. “Me voy a morir. Y me voy a morir pronto”, me cortó. Carlos sonrió un poco. Me quedé callado. Quise decirle que estaría con él siempre, que lucharíamos juntos, que saldría adelante, que no debía rendirse, que hoy en día la ciencia ha avanzado mucho. Pero la garganta se me contrajo hasta la asfixia y no dije nada. Lo abracé. Lo besé en los labios. Perdí la fuerza de mis piernas y me fui poco a poco al suelo, llorando, deseando morir. Él se tumbó junto a mí y me acarició el pelo. Tras unos minutos sin hablar, empezó a cantar una canción en inglés que yo no podía entender. Siempre me cantaba canciones en inglés.

Hace unos minutos me ha llamado Clara. Me ha dicho que Carlos ha cogido la pistola de su padre y se ha metido un tiro en la boca. Lo encontró su madre a eso de las once de la mañana, cuando regresó a casa después de hacer unos recados. Estaba desnudo, sobre la cama. En la mesilla había un libro de Bergson, unos discos y algunas fotos. En dos o tres de ellas salía yo. Lo siento, me dijo Clara.

Empieza a hacer frío, pero no puedo apartarme de la ventana. El café está helado. Los cartones y los palos han quedado sobre la acera. Los niños ya se han marchado a casa y el silencio parece oxidarse con la llegada de la niebla. Casi no pasan coches por la calle. El sol se abraza a la bruma y me doy cuenta de que he dejado de llorar. El polvo no acaba de posarse. Y yo no puedo dejar de mirarlo.

Chen Wei es un fotógrafo chino que construye un mundo extraño en el que algo quedó roto en una esquina entre el polvo, la niebla y el olvido.

Ola Podrida – Staying In.mp3

Publicado en Palimpsestos | Etiquetado , , , | Deja un comentario

UN RELATO EN LA HABITACIÓN

El 3 de noviembre de 2009, el Sastre advirtió en la vieja Caja de la publicación de un nuevo relato en La habitación de Klaus. Fue cosa de Tomás Lobo.

La habitación de Klaus, después de un largo descanso, regresa con un relato de Tomás Lobo marcado por la desolación de la pérdida. En ocho tiempos diferenciados, “Desde mi ventana” deambula por la tragedia amorosa a ritmo suave, dejándose llevar por un escenario de frío y dolor en que los rescoldos de la pasión no acaban de apagarse. Pero La habitación de Klaus no solo ha incorporado el cuento de uno de nuestros colaboradores habituales. Como la cosa va de amor, en su página principal podréis disfrutar de cuatro cortometrajes en los que el humor y el drama conviven mientras palpita el corazón. El primero es el multipremiado “Diez minutos”, de Alberto Ruiz Rojo. Cuenta la historia de una persona que llama al servicio de atención al cliente de su teléfono móvil para solicitar una información, de ello depende que pueda recuperar a su chica. Pero la frialdad de los servicios de información telefónica complica las cosas. Otro es el maravilloso “18 segundos”, dirigido por Bruno Zacharias y McGregor. Descubre la importancia de contar el tiempo y de cómo es posible que una ligera variación puede cambiarlo todo. “Préstamos” es el último cortometraje de Pilar Gutiérrez Aguado y se pudo ver en la primera sesión de Proyectaragón (hoy, a las 19.30, podréis ver la tercera). Humor y pasión en un escenario futurista y surreal, en el que un vale de amor cuesta más de lo que parece. El último corto es “Microfísica”. Producido por Toni Verd y dirigido por Joan Carles Martorell, es un maravilloso y conmovedor recorrido íntimo por el fracaso amoroso. Bueno, lo dicho, disfrutad de La habitación de Klaus y nos vemos (nos leemos) muy pronto.

El óleo que ilustra este artículo es del pintor hiperrealista estadounidense Damian Loeb. Su título es “Rear Window”.

Amor…

John Lennon – Oh My Love.mp3

Publicado en Palimpsestos | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

BALADA PARA UN GAS NOBLE

Sonia Fides nos envió el 26 de octubre de 2009 un microcuento de luz, color y autopistas. Te queremos, Sonia.

Ella circulaba por la autopista en la dirección correcta.

Le resultó imposible desobedecer la machacona perorata de su GPS.

Poco a poco fue descubriendo que las luces de los faros de los demás coches habían cambiado de color y que el amarillo dejaba paso a ese día imaginario que le proporcionaba a la carretera el azul casi histérico de las luces de xenón.

Sin embargo en cuanto se quedó sola de nuevo, supo que a pesar de los adelantos en el sector de la automoción, la oscuridad siempre encontraría lugares desde los que defender su status quo.

Sonia Fides (Madrid, 23 de octubre de 2009)

Nuestra devoción por ese genio llamado Miles Aldrigde nunca será lo suficientemente grande. Él es quien acompaña a Sonia en este relato.

Luces…

Portishead – Roads.mp3

Portishead – Glory Box.mp3

Publicado en Palimpsestos | Etiquetado , , | Deja un comentario

PROYECTARAGÓN 2009

Vicky Calavia nos envió el 19 de octubre de 2009 el programa de la III muestra Proyectaragón, que se desarrolló en Zaragoza, Graus (Huesca) y Andorra (Teruel).

Proyectaragón, muestra Audiovisual Aragonesa, inicia su tercera edición con energías renovadas y con la confianza puesta en el cine hecho y producido por realizadores de esta comunidad que nos ofrecen su propia visión del mundo en un puzle de miradas críticas, lúcidas, tiernas, descarnadas, con un toque de humor, o de amor; de miradas adolescentes, femeninas, vagabundas, viajeras; de miradas al paisaje, la calle o las aulas; mudas, alternativas, animadas… miradas surreales, de voz, polvo, niebla, cierzo y sol.

Miradas que van también más allá de nuestro territorio y ponen su acento este año en la comunidad vecina, Cataluña, para traer los Intercambios que nos brinda uno de los festivales más prestigiosos de vídeo y nuevas tendencias de la imagen a nivel internacional, L’Alternativa, que celebra ya su 16ª edición.

De Barcelona y Gerona vienen también los componentes de la compañía Playmodes para representar en el Centro de Historia el espectáculo interdisciplinar Reflexus, que definen “como una mezcla de experimentación tecnológica con palabra, gesto y movimiento, una nueva forma de experiencia poética”.

Como poéticas y arriesgadas son las piezas englobadas en Instantes de Paisaje (concurso anual convocado por el CDAN) y Almargen que insisten en la vocación de esta muestra por exhibir obras de autores que transitan por los siempre difíciles, pero apasionantes, senderos de la investigación visual, sonora y conceptual.

La memoria y la reivindicación histórica, social y política en formato documental es otro de los platos fuertes del programa. Narrada en muchas ocasiones por voces femeninas críticas, delante o detrás de la cámara. Y dejándonos una huella imborrable en los testimonios de emigrantes a París, Guinea o USA, de arriesgadas escaladoras, o de mujeres que siguen luchando por sus derechos desde la guerra civil española hasta el Guatemala actual.

La educación a través del cine y la formación son también dos aspectos básicos que queremos resaltar a través de los trabajos realizados en el Espacio Documental de la Fundación CAI-ASC y en el Festival Cine y Salud. Algunos de los cuales evocan al insigne pionero del cine de animación, turolense para más señas, Segundo de Chomón, que será homenajeado dentro del espacio dedicado a las Jornadas de Cine Mudo de Uncastillo, con música en directo interpretada por Ignacio Alfayé.

Unas señas de identidad que continúan su estela con la voz a cuestas de José Antonio Labordeta, la voz al viento de Amaral y el peregrinaje del hijo primogénito de Buñuel en pos del último guión de su padre.

Desde la organización y el Servicio Cultural CAI queremos dar la bienvenida a nuestros nuevos compañeros de viaje, el Ayuntamiento de Zaragoza, deseando que sea una larga y feliz relación, así como seguir agradeciendo el apoyo de Aragón Televisión, Bodegas Almau y todas las entidades, festivales, muestras y personas que los representan y que colaboran con nosotros año tras año con toda su ilusión y su generosidad.

Y destacar muy especialmente nuestra inmensa gratitud a los autores, sin los que obviamente no sería posible esta muestra, ni el cine que lo sustenta, y que tanto en momentos de bonanza como de dificultad comparten con nosotros sus visiones en blanco y negro o en color de la realidad y sus sueños.

Finalmente deseamos dedicar esta III Edición de Proyectaragón a Alberto Sánchez, un hombre de cine en el más amplio sentido de la palabra, que nos ha dejado su presencia constante y para quien siempre hay y habrá una butaca reservada en la sala.

Javier Jaén, autor de la imagen que acompaña este artículo, es un diseñador e ilustrador que muestra un mundo en el que nada es lo que parece.

Mira…

Wilco – A Shot In The Arm.mp3

Wilco – How To Fight Loneliness.mp3

Publicado en Palimpsestos | Etiquetado , , | Deja un comentario

ADIÓS, ROLANDO

El 11 de octubre de 2009, en la vieja Caja, nos despedíamos de ese gran ser humano que fue Rolando Mix.

Hace un par de semanas nos dejó Rolando Mix, poeta chileno residente en Zaragoza desde hace más de 25 años y que siempre nos conmovió con su compromiso y su amor a la palabra. Perseguido en su país natal por el régimen corrupto y asesino de Pinochet, Mix recaló en Alemania y, después, en España donde pudo proseguir con su obra poética. Alicia Lázuli pudo disfrutar de la participación de Rolando en la muestra Zaragoza Rebelde. “Comenzó leyendo unos poemas un escritor chileno que seguro que tú conocerás, Rolando Mix. No sabría decirte si temblaba más el papel que llevaba en las manos o cada uno de los que lo escuchábamos. Habló de ideas, de cárcel y de exilio. También habló de muros y esperanza, de economía, de vida cotidiana…”. Apasionado del lenguaje y la libertad, Rolando Mix se marchó el 24 de septiembre a los 78 años. Aquí os dejo su último poema:

La tierra es un planeta redondo
como la barriga de la Naturaleza.
Gira, viaja, al igual que quienes lo habitan.
La historia va veloz dejando atrás viejas épocas
hay que habitar esta enorme casa, este planeta
que sea hogar de todo ser humano.
Venga de allí o de allá más que un vecino es un hermano

La fotografía es de Mariano Alfonso.

Gracias también a ti, negra…

Mercedes Sosa – Gracias a la vida (YouTube)

Mercedes Sosa – Todo cambia (YouTube)

Publicado en Palimpsestos | Etiquetado , , | Deja un comentario