… Y UNA CAJA SE ABRE

 

Decía el Sastre que cuando una caja se cierra, otra se abre. Tenía razón. Por eso hoy abrimos esta renovada caja de los hilos en la que queremos meter los mismos trapos que siempre, pero con algún pespunte añadido que esperamos que os guste. Ya sabemos que algunos de los viejos colaboradores ya no podrán acompañarnos por diversas circunstancias, pero ellos saben que pueden enredar con nuestros harapos cuando quieran, que solo tienen que levantar la tapa. ¿Qué vamos a hacer ahora? Pues no lo sabemos. Suponemos que un poco lo mismo, un poco todo lo contrario, asumiendo en el mismo envoltorio la vieja caja de los hilos y la habitación de Klaus, ese doble fondo en el que rebuscábamos de vez en cuando. Mantenemos nuestro propósito de que haya recetas de cocina (en nuestra anterior etapa fracasamos: solo conseguimos una). Pero también habrá cuentos, fotos, música, dibujos, cine, papeles, cuadernos, crucigramas, amigos, ideas, tonterías y algún trasto viejo. Habrá sitio para hadas y demonios, para verdades y mentiras. Algún día le pondremos algodón de azúcar y otros, sal gorda. No seremos correctos, ni incorrectos, ni normales, ni anormales. Seremos estúpidos. A veces brillantes. Seguiremos caminando por la contradicción de ser lo que no somos y de no ser lo que en realidad parecemos. En cualquier caso, nos queremos divertir con vosotros. Eso sí que no ha cambiado. Esta caja es tan vuestra como nuestra y en ella podéis escribir siempre que os apetezca (solo tenéis que enviar vuestros textos al correo cajadeloshilos@terra.es). Ya tenemos sobre la mesa el hilo, las tijeras, la aguja y el dedal. Empezamos a hilvanar. La caja vuelve a estar abierta.

El primer artículo de esta nueva etapa llega acompañado por nuestro admirado Enrique Flores.

Rodando…

The Rolling Stones – Paint It Black.mp3

The Rolling Stones – Brown Sugar.mp3

The Rolling Stones – Like A Rolling Stone.mp3

Anuncios

Acerca de cajadeloshilos

Somos tres carretes sin hilo. No tenemos ni presente, ni futuro. Sólo nos une el origen. Un pequeño gran bar zaragozano, donde entre cervezas y humos descubrimos que la ciudad deshilachada aburre. Que hay que coserla. Ahí nació todo. Quizá fue por una canción. O por una borrachera. O por la mirada expectante de Helena. El caso es que allí se encuentra el principio de nuestros desvaríos. El tiempo y la mala fe de algunos frustraron ese punto de encuentro. Pero no se perdió su espíritu y allá donde fuimos nos acompañó “La caja de los hilos”. Ahora volvemos a apuntar el rumbo. Solo necesitamos un hilo, un dedal, una aguja, un trapo viejo y un poco de habilidad. Si queréis colaborar con nosotros, nos podéis enviar vuestros textos a la dirección cajadeloshilos@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Textos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a … Y UNA CAJA SE ABRE

  1. rosapocha dijo:

    no sé si me produce más vértigo mirar atrás o adelante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s