COLEGUITA VS. SASTRE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A mediados de julio de 2007, la publicación del texto “Esperando”, del hada madrina, generó el primer enfrentamiento entre El Sastre y C. de la Vega. Esta fue la contestación de Coleguita al hada madrina. Se titulaba “Ya no aguanto más”.

Buenas coleguitas, perdonad que entre sin que me hayan presentado, pero ya no aguanto más. Este rollito me irrita. Primero los carretes, luego el hada de las cosas bonitas y el mundo de fresa, después la niña que bosteza. ¿Qué viene ahora? ¿Liberar a Willy III? Mi nombre aparecerá entre los autores y yo tengo una reputación que mantener. Por este tipo de mariconadas me pueden partir la cara ¿Sabéis? Además aquí pagan de culo (con perdón). No lo quería hacer pero ya que estoy en el aire voy a contar algo. A esa hada la conozco. No os creáis que un hada no tiene secretos o vidas paralelas. Por las noches escribe cosas bonitas, sí, pero hay que verla durante el día, esas cosas que toma para inspirarse las va repartiendo a la salida de los colegios. ¡Vaya elemento! No me fiaría yo ni un pelo si estuviese mirando así a mi hija. En fin… Bueno, os dejo pero hasta muy prontito coleguitas y que el buen rollo sea siempre con vosotros.

Y con “Sopa de balas” replicó El Sastre. No fue amable…

Acabo de abrir el blog y me he encontrado con una desagradable sorpresa. Un incauto se ha saltado las normas y, sin mi consentimiento, ha decidido firmar un comentario. Además, para poner a caldo a los demás. En primer lugar, ¿quién es C. de la Vega para irritarse? Está para obedecer, no para pensar. Reitero el aviso de que soy el que manda, el que da paso o lo cierra, el que admite o rechaza. ¿Y qué es eso de una reputación que mantener? En todo caso será su mala reputación. ¿Mariconadas? ¿Cómo se atreve? Una de las bases de convivencia en “La Caja de los hilos” es que no están permitidos ni los insultos, ni el tono despectivo entre sus miembros y ni mucho menos las calumnias. Tranquila, hada madrina , no llores, que semejante energúmeno no te hará daño mientras yo esté aquí. Y, encima, ¿¿¿¡¡¡Qué le pagan como el culo!!!??? Pero qué espera si lo primero que escribe es una idiotez, si lo único que sabe hacer es liar canutos y levantar faldas. En fin, no me quiero sulfurar. Como conocida es mi benevolencia, quizá pronto presente en sociedad a C. de la Vega. Pero espero que incidentes como el de ayer no se vuelvan a producir. Si no, sopa de balas. Y no bromeo.

La sopa de balas que acompaña a este intercambio de mensajes salió de los pucheros de Helena Santolaya.

Pelea…

Jethro Tull – Nothing To Say.mp3

Jethro Tull – Sea Lion.mp3

Anuncios

Acerca de cajadeloshilos

Somos tres carretes sin hilo. No tenemos ni presente, ni futuro. Sólo nos une el origen. Un pequeño gran bar zaragozano, donde entre cervezas y humos descubrimos que la ciudad deshilachada aburre. Que hay que coserla. Ahí nació todo. Quizá fue por una canción. O por una borrachera. O por la mirada expectante de Helena. El caso es que allí se encuentra el principio de nuestros desvaríos. El tiempo y la mala fe de algunos frustraron ese punto de encuentro. Pero no se perdió su espíritu y allá donde fuimos nos acompañó “La caja de los hilos”. Ahora volvemos a apuntar el rumbo. Solo necesitamos un hilo, un dedal, una aguja, un trapo viejo y un poco de habilidad. Si queréis colaborar con nosotros, nos podéis enviar vuestros textos a la dirección cajadeloshilos@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Palimpsestos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s