EL NAVEGADOR

El 2 de agosto de 2007 se estrenó en La Caja de los Hilos el Navegador. Así lo presentó el Sastre.

En la nevera, 32 pizzas y 64 cervezas. Dos portátiles a todo gas, la banda ancha a pleno rendimiento y un cartón de Winston. Que no falte de nada. A bucear en la red. Así es el Navegador. Se acuesta a las 6 de la mañana y se levanta a las tres de la tarde. Sólo necesita unos “Frosties” y un poco de electrónica para empezar. No hace falta ducharse, que el ciberespacio no huele. Con sus calzoncillos de la suerte, su cinta en el pelo y sus auriculares gigantes se sienta frente al ordenador y deja que la pantalla vaya quemando lentamente sus ojos. Nunca tiene suficiente. Sus búsquedas no tienen desperdicio: bizarradas, frikis, curiosidades, arte, chats, porno, música, cine, viajes, blogs, webs… Siempre encuentra algo de interés que llevarse a la boca. Todo lo consume, todo le vale. Es su enfermedad. Si no es la página del tío más raro de Australia, es la última macarrada del Youtube o la experiencia artística más surrealista. Y a todo le deja su comentario más o menos atinado. El Navegador es un tío grande, aunque su vida sólo sea un link.

La imagen que ilustra este comentario es de Christophe Gilbert, un fotógrafo belga que, además de sus trabajos publicitarios, ofrece instantáneas sólo propias de un genio.

Qué recuerdos…

Technotronic – Pump up the jam.wma

Anuncios

Acerca de cajadeloshilos

Somos tres carretes sin hilo. No tenemos ni presente, ni futuro. Sólo nos une el origen. Un pequeño gran bar zaragozano, donde entre cervezas y humos descubrimos que la ciudad deshilachada aburre. Que hay que coserla. Ahí nació todo. Quizá fue por una canción. O por una borrachera. O por la mirada expectante de Helena. El caso es que allí se encuentra el principio de nuestros desvaríos. El tiempo y la mala fe de algunos frustraron ese punto de encuentro. Pero no se perdió su espíritu y allá donde fuimos nos acompañó “La caja de los hilos”. Ahora volvemos a apuntar el rumbo. Solo necesitamos un hilo, un dedal, una aguja, un trapo viejo y un poco de habilidad. Si queréis colaborar con nosotros, nos podéis enviar vuestros textos a la dirección cajadeloshilos@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Palimpsestos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s