POR FIN DE VUELTA

tomfeiler2Rafita (Neo) de la Olla nos deleitó el 12 de agosto de 2007 con sus experiencias de granos y pústulas. Delicioso.

Por fin de vuelta. ¡Hasta los güevos de la playa! Me he quemao, casi me ahogo, la arena… Hay tías en pelotas, cierto, pero de lo más estirao. Encima no hay internet en ningún sitio. Aquél de la banda ancha poco más y me da por el culo, será cabrón. Pero no se fue de vacío, no, le clavé unas tijeras en la espalda y salí corriendo. Creo que sobrevivirá. No sé por qué la gente se va tanto de vacaciones, con lo bien que se está en casa. Hay de todo, uno puede ser autosuficiente. Por ejemplo, ¿aquel grano en la espalda que no podía meterle mano? Con las pinzas de freír ha salido todo todito. Tenía tres cabezas como un dragón, una explosión en tres tiempos. Uhmm. Me ha recordado a aquél del escroto. ¡Dios, eso sí que era una fuente! Estamos hablando nada más y nada menos que de cinco depósitos. Cosa seria. El primero salió tímidamente, sólido y educado como una espinilla. Le siguió un latigazo de pus guerrero, incisivo, combativo. Material semiblando y viscoso. Una ligera presión sacó otra espinilla del foso, seguida de un espasmo de sangre sucia, barro seco. Y cuando parecía que nada más podía salir de la mina…¡zas! Saltó el quiste. Una roca dura, una formación basáltica, una astilla rabiosa ¡Qué grano el de aquel día!

La asquerosa imagen que ilustra este post es del reconocido fotógrafo publicitario Tom Feiler (vía Mira y Calla).

Furia contra los granos…

Rage Against The Machine – Fuck The Police mp3

Anuncios

Acerca de cajadeloshilos

Somos tres carretes sin hilo. No tenemos ni presente, ni futuro. Sólo nos une el origen. Un pequeño gran bar zaragozano, donde entre cervezas y humos descubrimos que la ciudad deshilachada aburre. Que hay que coserla. Ahí nació todo. Quizá fue por una canción. O por una borrachera. O por la mirada expectante de Helena. El caso es que allí se encuentra el principio de nuestros desvaríos. El tiempo y la mala fe de algunos frustraron ese punto de encuentro. Pero no se perdió su espíritu y allá donde fuimos nos acompañó “La caja de los hilos”. Ahora volvemos a apuntar el rumbo. Solo necesitamos un hilo, un dedal, una aguja, un trapo viejo y un poco de habilidad. Si queréis colaborar con nosotros, nos podéis enviar vuestros textos a la dirección cajadeloshilos@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Palimpsestos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s