EL RELATO DEL MES

escherEl 29 de agosto de 2007, nació una nueva sección: se llamaba el relato del mes, después conocida como un relato en la habitación. Eran tiempos de sueño, en los que la Caja de los Hilos invitaba a viajar a la Habitación de Klaus, que recogía los cuentos y otras cosas, en un tren de ida y vuelta. Este fue el primer billete.

La habitación de Klaus acaba de presentar el cuento El hombre sin cuerpo, escrito por Pablo Díaz. El relato describe a un hombre que trata de huir de su cuerpo mediante un proceso de introspección. En el camino descubrirá una nueva forma de imaginar. Un método que aumentará la velocidad de su pensamiento y abrirá una puerta a la eternidad. Es un texto lleno de sugerencias, un experimento geométrico que juega con diferentes texturas y con una marcada sensualidad. Se lee de un tirón. Pero en nuestra web hermana también se puede disfrutar de dos vídeos que seguro os gustarán. El primero es el aclamado cortometraje del norteamericano Andy Huang titulado “Doll face”, que gira en torno al yugo de la belleza en la sociedad de la información. “Doll face representa un relato visual de deseos e identidades frustradas por culpa de nuestra extensión tecnológica que busca alcanzar el futuro”, explica el propio Huang. Además, podéis ver “Irene hace el pino”, de Luis Cerveró, un reconocido profesional del mundo de la publicidad y de los videoclips a quien conocimos en casa de lava. No os los perdáis. Recordad: La habitación de Klaus.

La imagen que tenemos en pantalla es “Waterfall”, una litografía del artista holandés M.C. Escher.

Pasen y escuchen…

Radiohead – Creep.mp3

Anuncios

Acerca de cajadeloshilos

Somos tres carretes sin hilo. No tenemos ni presente, ni futuro. Sólo nos une el origen. Un pequeño gran bar zaragozano, donde entre cervezas y humos descubrimos que la ciudad deshilachada aburre. Que hay que coserla. Ahí nació todo. Quizá fue por una canción. O por una borrachera. O por la mirada expectante de Helena. El caso es que allí se encuentra el principio de nuestros desvaríos. El tiempo y la mala fe de algunos frustraron ese punto de encuentro. Pero no se perdió su espíritu y allá donde fuimos nos acompañó “La caja de los hilos”. Ahora volvemos a apuntar el rumbo. Solo necesitamos un hilo, un dedal, una aguja, un trapo viejo y un poco de habilidad. Si queréis colaborar con nosotros, nos podéis enviar vuestros textos a la dirección cajadeloshilos@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Palimpsestos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s