CARTA A UN AMIGO

pollitaLa insólita aventura de Rafita (Neo) de la Olla, motivó una respuesta de su fiel amigo C. de la Vega, vía carta con fecha 1 de septiembre de 2007. Aquí la tenéis.

Querido amigo Rafa:

Te has vuelto maricón. Puede que no lo sepas todavía pero es una cuesta abajo imparable. Así es, amigo mío, mejor que sea yo el que te lo diga. Eres maricón, un maricón desconcertado aún pero, créeme, esa piel huele ya a bujarra. No te engañes y asúmelo. Dices que no te gustó tu semen, de acuerdo, a mí no me gustó la cerveza ni el tabaco la primera vez que los probé y aquí me ves. ¿Cuánto tiempo crees que podrás aguantar? Piénsalo…¿Una semana? ¿Dos? ¿Un mes quizá? Esto tiene mala pinta, tío. Siento decirte que en poco tiempo te veo comiéndote corridas como si fueran lacasitos. Y querrás más. Y más. Irás a buscarlo tú solito. Quizá termines poniendo la chapa, quién sabe. A lo mejor encuentras tu vocación en esto. Tu primer trabajo ¿te imaginas? uhmmm. Rafita dándole rienda suelta a su esfinter y ganándose una pasta gansa. ¿No te parece prometedor? Seguro que algún dedito te pones ya en el culo ¿eh, bribón? No te avergüences y cuéntanoslo. Cuanto más tardes en reconocerlo peor. Tus miedos se retorcerán por dentro y te atacarán cuando menos te lo esperes, en la piscina, en las duchas públicas, en un garaje… Lo has probado, tío. Ésa es la única verdad. Un hombre te ha tocado y te ha gustado. Perdón, no sólo te ha gustado sino que has llegado a correrte, colega. Querrás borrarlo. Lo sé: quieres borrarlo y no puedes. Ese recuerdo te persigue y te perseguirá hasta que vuelvas otra vez, y otra. Y entonces, cuando te des cuenta de que no puedes pararlo, desearás no haber nacido. Pero ¡no lo hagas, por dios! Yo en tu lugar me suicidaría pero tú, tú amigo, tienes que ser fuerte. Eres maricón, sí, pero aquí, a este lado de la acera, tienes a un colega que siempre estará ahí (por teléfono, claro).

El gran falo que ilustra este comentario ha salido de la cámara de Robert Mapplethorpe, fotógrafo estadounidense cuya obra es conocida tanto por su capacidad de provocación y controversia como por su calidad. La Fundación que lleva su nombre es una buena oportunidad para disfrutar con su trabajo.

Pearl Jam – Porch.mp3

Anuncios

Acerca de cajadeloshilos

Somos tres carretes sin hilo. No tenemos ni presente, ni futuro. Sólo nos une el origen. Un pequeño gran bar zaragozano, donde entre cervezas y humos descubrimos que la ciudad deshilachada aburre. Que hay que coserla. Ahí nació todo. Quizá fue por una canción. O por una borrachera. O por la mirada expectante de Helena. El caso es que allí se encuentra el principio de nuestros desvaríos. El tiempo y la mala fe de algunos frustraron ese punto de encuentro. Pero no se perdió su espíritu y allá donde fuimos nos acompañó “La caja de los hilos”. Ahora volvemos a apuntar el rumbo. Solo necesitamos un hilo, un dedal, una aguja, un trapo viejo y un poco de habilidad. Si queréis colaborar con nosotros, nos podéis enviar vuestros textos a la dirección cajadeloshilos@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Palimpsestos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s