¿VISITA GUIADA?

banquete Alicia Lázuli recorrió el pasado sábado la última sala de la exposición ¿Poesía visual en Aragón? y se lo cuenta a su tía Neus. Pero en esta ocasión contó con un guía muy especial.

Querida tía Neus, no te lo vas a creer. Resulta que el sábado pasado acudí al Centro de Historias porque aún tenía que terminar de ver la exposición de la que te hablé y sabía que Túa Blesa –¿te acuerdas?– iba a hacer de guía. Pues no te lo pierdas, aparece con una corbata de plástico transparente, saca un banderín donde pone “ESTO NO ES UN GUÍA” y dice que no sé quién le ha hecho llegar no sé qué texto y que lo va a leer antes de entrar a la sala. combo101 No puedo contarte, tía Neus, todo lo que decía el escrito porque ya sabes que enseguida se me enredan los pensamientos, pero hablaba de Los cantos de Maldoror, de cómo en el canto VI Lautréamont dice de un joven personaje que “es bello como el encuentro fortuito de una máquina de coser y un paraguas en una mesa de disección”, del manifiesto del surrealismo de 1924 donde, según André Breton, “la imagen más fuerte es aquella que contiene el más alto grado de arbitrariedad”, de la capacidad de sorpresa del poema, del asombro de los artistas ante el mundo, del asombro del espectador, de cómo Dora García llevó a cabo una performance, el artista sin obras, donde un supuesto guía explicaba a los asistentes a la inauguración de una exposición los detalles de cada una de las obras, antes de conducirlos por unas salas totalmente vacías y, por fin, de la invitación que se nos hacía a suponer una exposición donde, al contrario que en la propuesta de Dora García, sí había obras, pero no había artistas. combo11 Imagínate, tía Neus, mi perplejidad al verme de pronto ante las obras sin artista y sin catedrático para interpretarlas, yo, que había ido convencida de que Túa Blesa iba a sacarme de cualquier duda sobre el significado de aquellos poemas… y lo malo era que, como había que “ver” –porque visuales eran los poemas– sin tener en cuenta la autoría y los nombres estaban escritos con letras grandes, tenía la impresión de estar haciendo trampas porque no podía evitar leer Edu Barbero, Edu Barbero, Susana Blasco, Susana Blasco…  Además ¿cómo no reconocer al autor de la chaqueta escrita de papel, si el día del cumpleaños de Carmen me trajeron –creyendo que era yo quien cumplía años– el Libro de las preguntas como regalo? Y como ya sabía que era de Isidro Ferrer, pues estaba cantado que La constitución española convertida en chorizo también era suya. jineteQué apuro, tía Neus; estuve a punto de encomendarme –yo que soy apóstata– a la gran mariposa de Mariángeles Cuartero. Intentando mirar a un punto fijo para evitar leer los nombres, me fui aproximando a lo que parecía un grupo de cartas de la baraja de Fournier. Me quedé flipada al advertir que no era el rey de espadas, sino de espaldas; aunque más todavía me asombró comprobar que se trataba de una ilustración y, sin pensar, giré la cabeza buscando el nombre de quien era capaz –David Adiego– de hacer desaparecer un jinete en tus propias narices. Estaba ya más quemada, tía Neus, que la tela en la que se leía junto a la huella de una plancha la palabra “suspiro”, cuando escuché la conversación de una pareja que miraba una obra titulada Gran reserva 2012. No sé si será cierto que estuvo conservando el polvo acumulado sobre los libros durante diez años y que lo recogió con un pincel al morir una persona muy querida por ella porque, según parece, el polvo doméstico se compone de células humanas, pero aunque sólo la mitad de la conversación que escuché sea cierta, mira que está chalada, tía Neus, esa tal Helena Santolaya.

polvo De arriba abajo: Helena Santolaya (El banquete, 2014) Isidro Ferrer (La Constitución Española, 2012) Isidro Ferrer (Hueso, 2014) Mariángeles Cuartero (Madera y alas, 2013) Edu Barbero (Acordeón-Guernica, 2014) Susana Blasco (Lápices, 2014) David Adiego (La semana, 2010) Helena Santolaya (Gran reserva 2012, 2002-2012) Foto: Sputmich La exposición ¿Poesía Visual en Aragón? se inauguró el pasado 11 de septiembre y se podrá visitar en el Centro de Historias de Zaragoza hasta el 9 de noviembre.

Patrick Watson – Words In The Fire.mp3

Patrick Watson – Into Giants.mp3

Patrick Watson – In Your Own Back Yard.mp3

Anuncios

Acerca de cajadeloshilos

Somos tres carretes sin hilo. No tenemos ni presente, ni futuro. Sólo nos une el origen. Un pequeño gran bar zaragozano, donde entre cervezas y humos descubrimos que la ciudad deshilachada aburre. Que hay que coserla. Ahí nació todo. Quizá fue por una canción. O por una borrachera. O por la mirada expectante de Helena. El caso es que allí se encuentra el principio de nuestros desvaríos. El tiempo y la mala fe de algunos frustraron ese punto de encuentro. Pero no se perdió su espíritu y allá donde fuimos nos acompañó “La caja de los hilos”. Ahora volvemos a apuntar el rumbo. Solo necesitamos un hilo, un dedal, una aguja, un trapo viejo y un poco de habilidad. Si queréis colaborar con nosotros, nos podéis enviar vuestros textos a la dirección cajadeloshilos@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Textos y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿VISITA GUIADA?

  1. Clara dijo:

    Poesía eres tú…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s