HOY TOCA PLÁTANO

platanoTras el texto Porno sin rasurar, llegó un homenaje fresco y fálico a una hermosa fruta: el plátano. Se publicó en la vieja Caja el 18 de noviembre de 2007. Lo escribió el Navegador.

En fin, ya estoy aquí de nuevo y tras las peticiones de Ana M. y Nascu, hoy voy a hablar de plátanos. Pero paso de glosar el plátano de Canarias, que para eso solo hay que ir al súper, ni el plátano de Warhol (para eso habrá que esperar unas líneas), ni el río Plátano, uno muy bonito que está por Honduras. Como un avezado botánico, os voy a dar razón de esos plátanos golosos, animados y bondadosos que van brincando por la ciberesfera para que yo los coja al vuelo. Para empezar con la ruta plataneril, lo mejor es ir al archivo del blog. Más vale malo conocido… Este plátano tan sabroso lo encontré en el frutero de Robert Mapplethorpe, uno de mis favoritos. Pero no era el único. Estaba el plátano elegante, el macarra, el reposado, el reflexivo, el sediento o el delincuente. Pero Mapplethorpe no es el único experto en esto de los plátanos. El neoyorquino Andrés Serrano, tan fabuloso como polémico, se comió algún plátano sin prejuicios con la edad o con el sexo. Los franceses Pierre et Gilles, otros viejos conocidos, los cultivan con mimo para convertirlos en plátanos de provecho. Tienen el plátano jardinero, el plátano cowboy o la parejita de plátanos esquiadores. Otro buen recolector es un chico de Pensylvania llamado Jay Jorgensen, que siempre te ofrece un plátano dulce y tierno o, simplemente, uno irresistible. Sin olvidarnos del plátano burbujeante de Herb Ritts, otro de los que siempre supo saborear esta fruta es un tipo de Palm Springs que se llama Jeff Palmer y que en su despensa tiene golosinas de todo tipo y condición. En el huerto de David Vance hay muchas cosas ricas y otras aún mejores. Pero si hay alguien experto en plátanos, ése es Peter Arnold. Dispone de plátanos con piel de pantera, aterciopelados y tersos, cabizbajos y pensativos, huidizos y salvajes o rampantes y decididos. En fin, que hay mucho plátano en la red de redes. Y para concluir, por eso de poner mi granito de arena, os voy a enseñar mi humilde plátano, que os dice hasta la próxima.

La imagen que ilustra este post es la mítica portada diseñada por Andy Warhol para el primer disco de la Velvet Underground. El plátano incluía una sugerente invitación: “Peel slowly and see”. En algunas ediciones del álbum, la fruta era una calcomanía que escondía un plátano rosado sin cáscara al más puro estilo fálico.

Hoy no podía faltar la Velvet…

The Velvet Underground – Sunday Morning.mp3

The Velvet Underground – Femme Fatale.mp3

Anuncios

Acerca de cajadeloshilos

Somos tres carretes sin hilo. No tenemos ni presente, ni futuro. Sólo nos une el origen. Un pequeño gran bar zaragozano, donde entre cervezas y humos descubrimos que la ciudad deshilachada aburre. Que hay que coserla. Ahí nació todo. Quizá fue por una canción. O por una borrachera. O por la mirada expectante de Helena. El caso es que allí se encuentra el principio de nuestros desvaríos. El tiempo y la mala fe de algunos frustraron ese punto de encuentro. Pero no se perdió su espíritu y allá donde fuimos nos acompañó “La caja de los hilos”. Ahora volvemos a apuntar el rumbo. Solo necesitamos un hilo, un dedal, una aguja, un trapo viejo y un poco de habilidad. Si queréis colaborar con nosotros, nos podéis enviar vuestros textos a la dirección cajadeloshilos@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Palimpsestos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s