EL RELATO DEL MES

caEl 12 de mayo de 2008 se publicó un nuevo aviso de relato en La habitación de Klaus, con el acompañamiento audiovisual de costumbre.

La habitación de Klaus está de nuevo de estreno. En esta ocasión, nos visita mademoiselle Sonia Fides, una de nuestras poetas de cabecera. Sonia dice que Dios no le ha llamado por el camino de la narrativa y nosotros no tenemos más remedio que discrepar. Nos regala un cuento titulado “Ni siquiera por la Magdalena”, que gira en torno a la curiosidad, a las mirillas de las puertas, a las ojeadas furtivas a través de la ventana o a esos momentos en que uno contiene la respiración tratando de descubrir un ruido en la habitación de al lado que al final sea la clave para deshacer la intriga. Sonia Fides consigue engancharnos casi tanto como Rafael lo está de Nacho y logra sorprendernos con un final con sabor a rock and roll. Pero esta no es la única novedad de La habitación de Klaus. Este mes hemos presentado cuatro cortometrajes de animación estupendos. Justo después del relato de Azzunena, Klaus y Klaus colocaron una pieza de animación de Ryan McDougal. Bajo el título “Sonata”, aborda la timidez ante la persona amada con una extraordinaria delicadeza y una música conmovedora. Esta obra está producida para la Vancouver Film School, verdadera cantera de los mejores cineastas de animación de todo el mundo. También de esta escuela canadiense procede Marcelo Ricardo Ortiz, que presenta en La habitación de Klaus su obra “Guernica”, especialmente dedicada a los amantes del arte de Picasso, Dalí, Van Gogh o Ercher. La nostalgia llega de la mano de “Parenthèse”, un corto de animación realizado por François Blondeau, Thibault Deloof, Christophe Stampe y Jérémie Droulers. El último film, dirigido por los mexicanos René Castillo y Antonio Urrutia, se llama “Sin sostén” y recurre a un humor negro muy especiado con forma de plastilina. Bueno, no me enrollo más. Os aconsejo que os paséis por La habitación de Klaus. Y a Sonia, muchas gracias por el cuento. Vuelve pronto.

La imagen la pone Alexander Khokhlov, que a la expresividad de una cara siempre añade otra cosa.

A través de la mirilla…

Anuncios

Acerca de cajadeloshilos

Somos tres carretes sin hilo. No tenemos ni presente, ni futuro. Sólo nos une el origen. Un pequeño gran bar zaragozano, donde entre cervezas y humos descubrimos que la ciudad deshilachada aburre. Que hay que coserla. Ahí nació todo. Quizá fue por una canción. O por una borrachera. O por la mirada expectante de Helena. El caso es que allí se encuentra el principio de nuestros desvaríos. El tiempo y la mala fe de algunos frustraron ese punto de encuentro. Pero no se perdió su espíritu y allá donde fuimos nos acompañó “La caja de los hilos”. Ahora volvemos a apuntar el rumbo. Solo necesitamos un hilo, un dedal, una aguja, un trapo viejo y un poco de habilidad. Si queréis colaborar con nosotros, nos podéis enviar vuestros textos a la dirección cajadeloshilos@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Palimpsestos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s