ESTA VEZ ES ÉL

tumblr_mndcrvmqqv1sqtgi7o5_1280Manu Jiménez nos envió el 25 de mayo de 2008 un texto ¿real? sobre ¿un amigo? muy alborotado y desordenado. A ver qué os parece…

Me gustaría hablaros de un personaje peculiar al que quiero mucho y al que no paran de sucederle historias insólitas y absurdas. Su nombre es tan absurdo como las cosas que le suceden, Mónico Majizo. Le llamaré Moni, es como le llamo cariñosamente.

Trasladémonos al verano de 2006. Era una noche de jueves muy calurosa en Madrid y claro, Moni no se iba a quedar en casa haciendo punto de cruz, así que se enfundó sus vaqueros pitillo supermariquitas y se fue a la disco de moda. Como cada jueves, se atiborró de alcohol, drogas y roces con todos los paquetes que se le acercaban. Las horas volaron como volaba su cabeza. Como de costumbre se quedó solo, todas sus amigas se retiraron nada más cerrar. Moni, inconformista por naturaleza, no se iba a ir a casa con el subidón de drogas que dominaba su alma y el calentón que sofocaba todo su cuerpo… por lo que hizo lo más razonable que se puede hacer un viernes a las 8 de la mañana en Madrid, ir a la Sauna. (Y que no os confunda lo de la Sauna, Moni no es un chico fácil. Para él, verle la cara al tío antes de comerle el rabo es primordial). Una vez dentro, alucina con la cantidad de gente que había, apenas quedaban taquillas libres. Se desnuda, se pone la toalla y sus chanclas inmundas y sale a la caza. Estaba a tope de maricas de todas clases y a él, solo de pensarlo se le subía la toalla. Moni nunca hubiera imaginado que iba a conocer al amor de su vida. Pasea entre las cabinas para ver si tiene alguna posibilidad antes de meterse en el cuarto oscuro y cual fue su sorpresa, al notar cómo un brazo fornido lo agarró fuertemente arrastrándolo a una cabina de color rojo, acolchada y con imágenes porno. El factor sorpresa a Moni le fascinó tanto que podía notar como su polla le iba a explotar de la excitación. Empezó a escanear a su raptor y descubrió que era un chico no demasiado feo, lo que era suficiente para empezar a enrollárselo.

Moni tuvo la idea impetuosa de llevárselo a su casa sin ser consciente de lo que esto supondría. Pero una vez más, sintió que él era el hombre de su vida, así que no vaciló y lo invitó. Por el camino, Cari (que es como Moni suele llamar a un chico cuando no recuerda su nombre) le contó que era de Cuenca, que trabajaba en una fábrica y que de vez en cuando salía por Madrid. En poco tiempo llegaron al piso caótico y sucio de Moni. Había ropa y toda clase de objetos desparramados por la casa, el suelo apenas se podía distinguir. Quedaron extenuados después de pasar horas follando como locos. Nada más quedarse dormidos, sonó el despertador. Moni tenía que ir al restaurante a trabajar. Cuando abrió los ojos pensó que estaba en otra casa. Todo estaba limpio, ordenado y la ropa doblada en el armario. Parecía obra de un Hada Madrina, pero Moni ya no creía en esa zorra, así que pensó que había pasado toda la mañana follando con un psicópata. Moni prefirió no hacer preguntas y lo acompañó rápidamente hasta la boca de metro más cercana.

Moni llevaba un rato trabajando en el restaurante cuando sin esperarlo entró su amantebobbe2 psicópata. Se quedó blanca del susto, ¿cómo podía saber dónde trabajaba? ¿Le habría seguido todo el tiempo? Armándose de coraje mariquita se acercó a la mesa y le preguntó qué hacía allí. Cari simplemente le pidió una cerveza y se quedo observándolo durante las 4 horas de servicio. Al terminar, Moni escapó aterrada por la puerta de atrás sin saber que huir sería lo que le esperaba durante las cuatro semanas siguientes. Acosada de regalos, cartas de amor, perseguida por toda Madrid por un novio de unas cuantas horas. Pensó en denunciarlo a la policía pero a Moni se le caía el coño de vergüenza. Otra vez se había vuelto a enamorar de cualquiera. Y otra vez se había vuelto a desenamorar con la velocidad de un polvo. ¿Quién sería la víctima, Cari o ella?

Leland Bobbé investigó en la otra cara, o en la media cara, del universo drag. Y también se adentró en un mundo burlesco y transgresor que seguro hace las delicias de Moni.

Cómo está la noche…

Paranoika – Anoche Me Hinché (YouTube)

McNamara – Gritando Amor (YouTube)

Anuncios

Acerca de cajadeloshilos

Somos tres carretes sin hilo. No tenemos ni presente, ni futuro. Sólo nos une el origen. Un pequeño gran bar zaragozano, donde entre cervezas y humos descubrimos que la ciudad deshilachada aburre. Que hay que coserla. Ahí nació todo. Quizá fue por una canción. O por una borrachera. O por la mirada expectante de Helena. El caso es que allí se encuentra el principio de nuestros desvaríos. El tiempo y la mala fe de algunos frustraron ese punto de encuentro. Pero no se perdió su espíritu y allá donde fuimos nos acompañó “La caja de los hilos”. Ahora volvemos a apuntar el rumbo. Solo necesitamos un hilo, un dedal, una aguja, un trapo viejo y un poco de habilidad. Si queréis colaborar con nosotros, nos podéis enviar vuestros textos a la dirección cajadeloshilos@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Palimpsestos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s