LA EXPO DESDE ABAJO

franke1Tras una etapa de descanso, El navegador retornó para descubrirnos una web que contradecía la versión oficial y le daba una vuelta, crítica, claro está a la Expo 2008. Se publicó el 3 de agosto de ese año.

Ahora que esta Zaragoza de plexiglás está más acuática que nunca, voy a apuntar el ratón hacia algunos blogs que escapan del pedaleo políticamente correcto de la Expo y sus aledaños. El otro día me encontré con Elvira en el Eve’s Bayou y me puso sobre aviso. Los combativos chicos de la revista Diagonal habían puesto en marcha el blog La Expo desde abajo, con el que muestran con mucho ingenio la cara B de la muestra de Ranillas, esa que se esconde bajo los discursos oficiales y la sobredosis mediática del buenrollismo universal. Que no es que sea yo un antiexpo suicida, pero que le reconozco a quien no le mole el evento su derecho a discrepar o incluso a increpar. Sólo faltaba. Que aquí uno parece que se opone a la muestra y le procesan por injurias al rey. Pues eso, que el blog está muy bien, que lo que se escribe tiene mucho fundamento, que alguien en esta adormilada ciudad tiene que decir algo contra el escándalo del dragado del río, que las aventuras del capitán Borrajas le ponen la sal al conjunto y que las fotos están bien buscadas. Vamos, que se agradece un poco de espíritu crítico en esta ciudad de boca abierta ante los mundos fantásticos de Fluvi. Bueno, y ya que estamos, aprovecho la recomendación del día para invitaros a que os paséis por otras dos webs que tampoco se achantan ante la apisonadora del 2008: ZH2No o Komando Anti-Fluvi. Que ustedes lo gocen.

Ya que la cosa va de agua, Andreas Franke nos propone visitar su universo subacuático para pasar el trago y, de paso, ilustrar este post.

Un chupito de noise…

Sonic Youth – Plastic Sun.mp3

Sonic Youth – Sacred Trickster.mp3

Anuncios

Acerca de cajadeloshilos

Somos tres carretes sin hilo. No tenemos ni presente, ni futuro. Sólo nos une el origen. Un pequeño gran bar zaragozano, donde entre cervezas y humos descubrimos que la ciudad deshilachada aburre. Que hay que coserla. Ahí nació todo. Quizá fue por una canción. O por una borrachera. O por la mirada expectante de Helena. El caso es que allí se encuentra el principio de nuestros desvaríos. El tiempo y la mala fe de algunos frustraron ese punto de encuentro. Pero no se perdió su espíritu y allá donde fuimos nos acompañó “La caja de los hilos”. Ahora volvemos a apuntar el rumbo. Solo necesitamos un hilo, un dedal, una aguja, un trapo viejo y un poco de habilidad. Si queréis colaborar con nosotros, nos podéis enviar vuestros textos a la dirección cajadeloshilos@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Palimpsestos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s