BRINDO POR ELLO

08-MaoriSakaiEl 15 de agosto de 2008 nos llegó un texto de Cuatricromita lleno de cariño y buenos recuerdos. Aquí lo tenéis.

Pidiendo a gritos una alta dosis de creatividad y buscando reinventarme una vez más, aterricé mi manzana en el asteroide de “La verdad, la mentira y todo lo demás”. En uno de esos momentos de “¡qué pequeño es el mundo!”, me reencontré con Helena Santolaya. Helena es una hechicera que conocí hace unos años dentro de una cajita de hilos que trenzaban otros mundos. Fui a parar a su refugio de la compañía de Elbrus, un característico geniecillo que surgió, no de una lámpara, sino de un hórreo en el prado. Así que, gracias a estas sorpresas de la vida, al regresar de mi expedición, no sólo me traje un gran empacho de imágenes e ideas y un montón de libros, sino que también porté un soplo de empalagosos recuerdos que una vez quise borrar pero que ya me he resignado a conservar.

BRINDO POR ELLO.

Brindo por ese delicioso encuentro y por esa agridulce condena. Brindo con una birrita, como entonces (Ámbar, claro), en este nuevo bar virtual que también me ha atrapado y me pilla algo más a mano. Brindo contigo Helena, contigo Sergio y con todos los figurantes que recuerdo y que me recuerden.

Ante un texto que destila tan buen rollo, no hemos podido evitar acompañarlo con una de las ilustraciones de Maori Sakai, que dibuja el lado bonito de la vida.

¿Te acuerdas?

The Cardigans – Lovefool.mp3

The Cardigans – The Boys Are Back In Town (Thin Lizzy cover).mp3

Anuncios

Acerca de cajadeloshilos

Somos tres carretes sin hilo. No tenemos ni presente, ni futuro. Sólo nos une el origen. Un pequeño gran bar zaragozano, donde entre cervezas y humos descubrimos que la ciudad deshilachada aburre. Que hay que coserla. Ahí nació todo. Quizá fue por una canción. O por una borrachera. O por la mirada expectante de Helena. El caso es que allí se encuentra el principio de nuestros desvaríos. El tiempo y la mala fe de algunos frustraron ese punto de encuentro. Pero no se perdió su espíritu y allá donde fuimos nos acompañó “La caja de los hilos”. Ahora volvemos a apuntar el rumbo. Solo necesitamos un hilo, un dedal, una aguja, un trapo viejo y un poco de habilidad. Si queréis colaborar con nosotros, nos podéis enviar vuestros textos a la dirección cajadeloshilos@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Palimpsestos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s