DE VUELTA

playaY si el Sastre y los chicos de la Caja se despedían cuando se marchaban de vacaciones, avisaban cuando estaban de vuelta. Esto ocurrió el 12 de septiembre de 2008.

La oficina está ahora vacía y es el escenario perfecto para escribir estas líneas sobre lo inevitable. Las vacaciones han acabado. Ha llegado el momento de limpiarse la arena, recoger la sombrilla, colgar el bañador y esperar el frío reparador. ¿O ya ha llegado? Este mes escaso de descanso ha pasado volando y ahora toca regresar a la rutina de ir colocando un post tras otro con sus imágenes y sus músicas. Con este texto quiero recordaros que podéis enviarnos cuando queráis vuestras colaboraciones. Si aún no sabéis cómo hacerlo, solo tenéis que releer el artículo en el que os expliqué todos los detalles. No os quiero adelantar nada de lo que podréis leer esta temporada en La caja de los hilos. Tampoco es que vaya a haber demasiadas sorpresas, pero alguna os encontraréis en el camino. En cualquier caso, lo fundamental no va a cambiar. Vosotros sois los que escribís el blog y cuando no lleguéis a tiempo, nuestra redacción se encargará del resto. Por eso, quiero dar la bienvenida a Cuca, a Amadeo, al hada madrina, a Safo, al Navegador, a Alicia, a Rebeca, a Neo y a Coleguita, que se reincorporan este lunes a sus puestos después de las vacaciones. Bueno, lo importante está escrito. Solo quería avisaros de que ya estamos aquí de nuevo.

La agencia brasileña Platinum FMD combina la fotografía, el retoque y el 3D con resultados sorprendentes.

Un hombre para recordar…

Isaac Hayes – The Look Of Love.mp3

Isaac Hayes – I Just Don’t Know What To Do With Myself.mp3

Isaac Hayes – Let’s Don’t Ever Blow Our Thing.mp3

Anuncios

Acerca de cajadeloshilos

Somos tres carretes sin hilo. No tenemos ni presente, ni futuro. Sólo nos une el origen. Un pequeño gran bar zaragozano, donde entre cervezas y humos descubrimos que la ciudad deshilachada aburre. Que hay que coserla. Ahí nació todo. Quizá fue por una canción. O por una borrachera. O por la mirada expectante de Helena. El caso es que allí se encuentra el principio de nuestros desvaríos. El tiempo y la mala fe de algunos frustraron ese punto de encuentro. Pero no se perdió su espíritu y allá donde fuimos nos acompañó “La caja de los hilos”. Ahora volvemos a apuntar el rumbo. Solo necesitamos un hilo, un dedal, una aguja, un trapo viejo y un poco de habilidad. Si queréis colaborar con nosotros, nos podéis enviar vuestros textos a la dirección cajadeloshilos@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Palimpsestos y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s