LA MONI SE VA DE VACACIONES

fabioVuelve Manu Jiménez con su amiga Moni, que nos tiene enamorados. El 21 de septiembre de 2008 nos relató sus curiosas vacaciones en Ibiza.

Esta vez Moni decide darse un respiro de tanta fiesta, cuarto oscuro, sauna… y decide irse de vacaciones para desconectar un poco, y claro no se va a ir a Salou. Se va como una buena moderna que es a Ibiza. Se metió todo lo le cabía en el culo de droga, que no es poco, y cogió un avión dirección al suicidio. No pasó ni media hora desde que aterrizó el avión y ella ya estaba de vuelta y media tirada en la playa, rodeada de italianos dándole drogas sin parar y rozándose con todo lo que podía hasta que le vino un poco de lucidez y pensó: “¿Traía maleta? ¿traía amigos? Que más da, ya me encontrará la policía o proyecto hombre, que bonito futuro me espera… Como siga así acabaré haciendo collares de macarrones o sembrando patatas en dicha institución que tanto bien hace a los jóvenes españoles politoxicómanos como yo…”. Tras ese momento de lucidez se metió otra raya y empezó a mamar cuan una becerrilla se tratará, los italianos estaban locas con ellas, la llevaban en volandas de una fiesta a otra, de una playa a otra. Moni no sabía muy bien en qué sitio estaba ni con quién, ni cuando, hasta que de repente en una fiesta vio a una marica conocida de Madrid, se fue hacia ella supercontenta y le soltó: “Maricón, no te pierdes una. ¿Qué haces en Ibiza?”. La amiga indignada se da la vuelta sin decir palabra, Moni no daba crédito. “¿Qué le habré hecho yo a la fea esta?”. A los pocos minutos vio a la marica llorando delante de ella y le dijo: “Nos tenías muy preocupados, podías haber llamado o algo”. Moni flipaba. Por qué iba a tener que dar ella explicaciones a una conocida de su paradero hasta que la amiga le explicó que planearon el viaje de siete días a Ibiza juntas, que fueron juntas en el mismo avión y que compartían habitación de hotel y que nada más bajar de avión le perdió la pista y ya quedaba solo un día para volver a Madrid. “¿Pero qué invento es este?”. A Moni se le puso la cara de otra al enterarse de esto. A Moni le puede el sentimentalismo y el melodrama y rompió a llorar. Le pidió a su amiga que la perdonara y decidió pasar el resto de las vacaciones, un día, con su amiga, sin separarse de ella…

Así se mostró Fabio McNamara ante el objetivo de Pablo Pérez-Mínguez, uno de los más importantes fotógrafos de la movida madrileña de los 80.

Canta conmigo…

Fabio McNamara – Gritando Amor (YouTube)

Fabio McNamara – La Coca (YouTube)

Anuncios

Acerca de cajadeloshilos

Somos tres carretes sin hilo. No tenemos ni presente, ni futuro. Sólo nos une el origen. Un pequeño gran bar zaragozano, donde entre cervezas y humos descubrimos que la ciudad deshilachada aburre. Que hay que coserla. Ahí nació todo. Quizá fue por una canción. O por una borrachera. O por la mirada expectante de Helena. El caso es que allí se encuentra el principio de nuestros desvaríos. El tiempo y la mala fe de algunos frustraron ese punto de encuentro. Pero no se perdió su espíritu y allá donde fuimos nos acompañó “La caja de los hilos”. Ahora volvemos a apuntar el rumbo. Solo necesitamos un hilo, un dedal, una aguja, un trapo viejo y un poco de habilidad. Si queréis colaborar con nosotros, nos podéis enviar vuestros textos a la dirección cajadeloshilos@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Palimpsestos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s