NICOTINA

BabySmokeEl Navegador habló el 30 de septiembre de 2008 de una de sus pasiones: el tabaco. Y nos propuso un viaje por los paisajes del humo de aquí y de allá.

Vale, lo admito. Fumo. Como una bestia. Echo más humo que las calderas del infierno. Soy pura nicotina. Pura ceniza. Mi sangre tiene tanto alquitrán que ya solo vale para asfaltar autopistas, mis dedos están tan amarillentos que han empiezan a gotear y mis esputos son tan negros o tan verdes que cada día me parezco más a la niña del exorcista. Lo sé, lo asumo. Soy un yonki camino de la tumba. Pero no todo es malo. No sé si alguna vez os he dicho que creo que, salvo el inventor del 2.0, casi todo el mundo es gilipollas, incluido este menda. Pues mira por donde, creo que los que no fuman son un poco más gilipollas. Yo fumo a todas horas. Mientras se enciende el ordenador ya me he metido un par de filtros. Cuando navego, tengo siete u ocho cigarrillos encendidos repartidos en tres o cuatro ceniceros. Cuando me meto a sobar ya han caído cinco paquetes. Me gusta fumar. Me siento más guapo fumando. Me siento más listo. Por eso me gusta la gente como Lamarde, diminutivo de La mar de tabaco. Su blog es un goce para los sentidos. Fotografías, vídeos, pintura, arte… Todo en torno a la sensualidad, el humor y el sabor de un cigarro. Dispone de un flickr con una colección de carteles tan clásicos como humeantes y cancerígenos. Pero el humo cibernético no es solo cosa de Lamarde. Si tenéis un rato, echadle una calada a la Cigarrettespedia, un recorrido por las marcas de tabaco de todo el mundo, con todas sus variedades y presentaciones comerciales. Mola. Pero no querría cerrar este post sin alguna recomendación con olor a estanco. Extrujado nos ofrece un delirante relato de sus (fracasados) intentos de abandonar este sano vicio. Es una bitácora imprescindible. Bueno, ha llegado la hora de fumarse un cigarrillo, que me está matando el mono. Y vosotros ya podéis hacer lo mismo. No seáis gilipollas. Que en este blog está permitido fumar.

Sacha Waldman es un fotógrafo que tiene obras tan geniales como la que ilustra este post.

Humo…

Peggy Lee – Don’t Smoke In Bed (YouTube)

Sammy Davis Jr. – Smoke, Smoke, Smoke (YouTube)

The Platters – Smoke Gets In Your Eyes (YouTube)

Anuncios

Acerca de cajadeloshilos

Somos tres carretes sin hilo. No tenemos ni presente, ni futuro. Sólo nos une el origen. Un pequeño gran bar zaragozano, donde entre cervezas y humos descubrimos que la ciudad deshilachada aburre. Que hay que coserla. Ahí nació todo. Quizá fue por una canción. O por una borrachera. O por la mirada expectante de Helena. El caso es que allí se encuentra el principio de nuestros desvaríos. El tiempo y la mala fe de algunos frustraron ese punto de encuentro. Pero no se perdió su espíritu y allá donde fuimos nos acompañó “La caja de los hilos”. Ahora volvemos a apuntar el rumbo. Solo necesitamos un hilo, un dedal, una aguja, un trapo viejo y un poco de habilidad. Si queréis colaborar con nosotros, nos podéis enviar vuestros textos a la dirección cajadeloshilos@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Palimpsestos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s