QUÉ RUBIA, CO

gala2Neo de la Olla volvió a hacer de las suyas el 5 de octubre de 2008. En aquella ocasión, nos contó su primera experiencia laboral.

Jodo co, yo esto no me lo esperaba. Que me han echado, que para un curro que tengo  me han echado. Y encima hoy que tocan los heavys, copón. No duré ni dos horas en Interpeñas. Os lo cuento desde el principio. En estas que voy, con mi camiseta guapa, la de las flores, con los granos reventados, con los vaqueros marcando paquete. Vamos, niquelao. Viene el jefe y me dice: “Tú, ahí, en esa esquina a poner cañas. Y rapidito que hay que hacer caja”. La cosa empezó bien. Un calimocho por aquí, un litrito por allá. Poquita gente, asumible. Pero la noche se empezó a poner chunga. Los Chichos sonaban a todo meter y empezaron a arrimarse a la barra cientos, no, miles de cabrones con unas ganas de chupar de la ostia, gritando como bestias. Empecé a sudar. Los sobacos soltaban un calor y un olor de marearse, los brazos me temblaban, las piernas me crujían. En media hora estaba jodido de la ostia. ¿Pero dónde están las tías? “Gilipollas, que las tías vienen con novio y ya piden ellos”, me dijo un colega de la barra. “¡Chavalín, que es para hoy!”, me soltaba un becerro de no sé qué ostias de peña. “¡¡Tontolaba, que te había pedido seis cañas, no cuatro cubatas!!”, me chillaba otro. Y yo dándole al grifo de cerveza como si me estuviera matando a pajas. Empecé a ver doble, el sudor se me metía en los ojos. No podía más, era demasiado para mí. Detrás de los barriles, había una zona un poco escondida de la vista del jefe y ahí que me fui, a echarme un rato. Me encendí un piti y cerré los ojos. De repente escucho: “Guapo, ¿me esperabas?”. Abro los ojos y veo a una tía que te cagas. Unas peras, un culo, unos labios, unos rizos rubios… Y encima enseñándome todas las bragas. Vamos, como a mí me gustan. “Eh, eh… ¿cómo te llamas? Yo soy Neo, como el de Matrix”, le dije para ir sobre seguro. A una chorba así seguro que le mola Matrix. “Neo, qué original”, respondió. Me plantó un beso en la boca que me puso la polla reventona, reventona. Parecía una peli porno de las buenas. “Esta es la mía, esta folla seguro. Me estreno fijo”, pensé. Le empecé a meter mano en las tetas, en el culo, la chavala se levantó la falda… Estaba a punto de correrme y todavía no la había enchufado. “Cómemelo todo…”, me dijo ella empujándome la cabeza hacia el chocho. Y yo que me lancé a por lo mejor del melocotón.

gankinaEl hostión que me cayó en la cara fue de cojones. “Pero mierda seca, qué ostias haces intentando comerme la polla. Te voy a matar, anormal”. No, no, no… Me cagué en la puta, me había quedado frito y me desperté chupándole la bragueta al jefe…. Con la somanta de hostias que me metió me saltó tres piños. “¡¡¡Cabrón de mierda, a la puta calle y que no te vuelva a ver!!!”, gritó. Nunca he corrido tanto, co. En la puerta de Interpeñas, hacía un frío que pelaba. Y el Coleguita no había venido. O había pasado de mí, como siempre. Tampoco apareció ni el Elbrus, ni la Virgi, ni Alicia, ni el Nascu… Igual vinieron mientras estaba sobando. Me fui andando hacia el Rollo a ver si allí había más suerte. Qué rubia, co, qué buena estaba… Creo que me estoy enamorando…

Gala Gankina es una artista rusa que toca casi todos los palos. Pero a nosotros las que más nos  gustan son sus excitantes pin ups.

Un poco de glam metal…

Twisted Sister – We’re Not Gonna Take It.mp3

Anuncios

Acerca de cajadeloshilos

Somos tres carretes sin hilo. No tenemos ni presente, ni futuro. Sólo nos une el origen. Un pequeño gran bar zaragozano, donde entre cervezas y humos descubrimos que la ciudad deshilachada aburre. Que hay que coserla. Ahí nació todo. Quizá fue por una canción. O por una borrachera. O por la mirada expectante de Helena. El caso es que allí se encuentra el principio de nuestros desvaríos. El tiempo y la mala fe de algunos frustraron ese punto de encuentro. Pero no se perdió su espíritu y allá donde fuimos nos acompañó “La caja de los hilos”. Ahora volvemos a apuntar el rumbo. Solo necesitamos un hilo, un dedal, una aguja, un trapo viejo y un poco de habilidad. Si queréis colaborar con nosotros, nos podéis enviar vuestros textos a la dirección cajadeloshilos@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Palimpsestos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s