ELECTRA SE QUITA EL LUTO

Collage-©-Esen-Demirci-Makamo-10Después de superar unos problemas técnicos, el 20 de noviembre de 2008 la vieja Caja regresó recordando la visita de Sonia Fides a Zaragoza. Aquí presentó el 7 de noviembre de aquel año su libro ‘Electra se quita el luto’ y pudimos disfrutar de sus ojos color mar. Os dejo unas palabras de la escritora Carmen Posadas sobre la última obra de Sonia.

“La poesía de Sonia Fides no se caracteriza sólo por su originalidad, indiscutible. Atrapa al lector dentro de una mezcla heterogénea de conceptos y lenguajes, que prestan a sus poemas la cualidad de lo impúdico. Además, la poesía de Sonia Fides incorpora un matiz poco usual entre la mayoría de los poetas: el humor, muy visible por ejemplo en los títulos de sus piezas poéticas. Los títulos de los poemarios de Sonia Fides son cada uno de ellos un poema en sí mismos. Este segundo libro de la poeta madrileña, Electra se quita el luto, viene a demostrar que su autora posee una indudable voz propia, aunque también que esa voz tiene un carácter muy inconformista que le empuja a huir de los escenarios ya hollados. Por eso este Electra… es tan diferente de Mirar y se mirada, su anterior y primer libro, con el que Sonia Fides ganó el X Premio de Poesía ‘Nicolás del Hierro’ 2006.”

Collage-©-Esen-Demirci-Makamo-05Sonia nos envió un maravilloso poema incluido en ‘Electra se quita el luto’.

Cuando la memoria no había aprobado sus oposiciones a la judicatura

“Cada uno tiene su forma de olvidar”
Carmen Posadas

Desde niña he creído en la elegancia del diablo,
por eso en esta nueva temporada de desfiles
me pongo a sus órdenes.

Ya he visto la publicidad.

Aparezco anunciada
como la modelo estrella de su última colección
de Prêt à Porter.

Incluso algunas personas comienzan a pararme por la calle
para hacerme preguntas
e interesarse
sobre el porqué le ha sido vetado
el territorio de la alta costura.

La respuesta es simple, casi perfecta,
un (irregular) verso alejandrino:
“La maldad es casi siempre un territorio urbano”

Algunos me miran,
parece que empezaran a comprender
de qué está hecho el infierno,
pero a mí no me importa contestar a sus dudas
ni ponerles algún ejemplo incluso.

El infierno tiene muchas explicaciones
pero sólo una definición.
El tártaro es un milímetro exento de llamas,
el lugar más cotidiano de cualquiera de nuestros días,
un territorio V. I. P. en el que la inteligencia
le da masajes a la eternidad,
porque la eternidad,
ha resultado ser
menos inmortal de lo que ella esperaba
y sus músculos tampoco están a salvo
de la renovación del pensamiento.

Además,
hace tiempo que el miedo
a que el pecado nos caliente los pies,
más de dos noches por semana,
ha dejado de pertenecer
al campo semántico de la palabra terror.

Los reajustes siempre llegan a tiempo
si se saben buscar entre las imperfectas arrugas
de un abismo que se apellida igual que nosotros.

Ahora,
todo es distinto,
me siento a salvo a una temperatura ambiente
de más de treinta y nueve grados
y reparto sin pudor
fotocopias de mi nueva identidad.
Tal vez por eso, algunos reporteros
que habían contado mi vida anterior,
esperan conseguir fotografiarme
como cuando la memoria
no había aprobado sus oposiciones a la judicatura

Pero el pasado será lo único que conserven de mí
porque la libertad posee la mixma textura
que la masa corporal del cuerpo de un vampiro.

La poesía de Sonia Fides viene acompañada por los collages de la diseñadora e ilustradora turca Esen Demirci. Visto en Makamo.

Música para Electra…

Marie Laforêt – Marie Douceur, Marie Colère (Paint It Black).mp3

Anuncios

Acerca de cajadeloshilos

Somos tres carretes sin hilo. No tenemos ni presente, ni futuro. Sólo nos une el origen. Un pequeño gran bar zaragozano, donde entre cervezas y humos descubrimos que la ciudad deshilachada aburre. Que hay que coserla. Ahí nació todo. Quizá fue por una canción. O por una borrachera. O por la mirada expectante de Helena. El caso es que allí se encuentra el principio de nuestros desvaríos. El tiempo y la mala fe de algunos frustraron ese punto de encuentro. Pero no se perdió su espíritu y allá donde fuimos nos acompañó “La caja de los hilos”. Ahora volvemos a apuntar el rumbo. Solo necesitamos un hilo, un dedal, una aguja, un trapo viejo y un poco de habilidad. Si queréis colaborar con nosotros, nos podéis enviar vuestros textos a la dirección cajadeloshilos@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Palimpsestos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s