AMOR ELÉCTRICO

sabineMme. E. Lectrona. Magnetique. nos habló el 27 de noviembre de 2008 de amor y cuántica, del teorema de la atracción, sin dejar de lado la absorbente mecánica del olvido.

Llamaremos Amor Eléctrico a la interacción fuerte y débil que experimentan dos partículas cargadas de amor, siempre que dicha interacción obedezca a las siguientes leyes de la atracción y la repulsión:

1. Dos partículas cargadas de amor menos (amor-) se repelen, frecuentemente con emisión de chispas. Dos partículas cargadas de amor más (amor+) se repelen con la emisión de rayos.

2. Dos partículas cargadas de amor de signo contrario se sentirán atraídas solo en el caso de que entre ellas se dé una Situación Neurótica determinada que actúe como conductor.

Así pues, como ley general, las partículas cargadas de amor del mismo signo tienden a repelerse, mientras que las partículas cargadas de amor de signo contrario pueden sentirse atraídas en función de su Situación Neurótica.

3. De resultar una situación neurótica estable, las partículas tienden a formar una Particular Pareja Neurótica (PPN), cuya vida útil depende tanto de la Intensidad de la Situación Neurótica que hace posible tal atracción, cuanto de la Tensión Egocéntrica que se da entre las dos partículas. Los Teoremas que explican la vida útil de una PPN componen la teoría de las atracciones fuertes.

4. La Intensidad de la Situación Neurótica la expresamos en Espasmos. Cuanto mayor es el numero de Espasmos, mayor la Intensidad de la Situación Neurótica.

Al número de Espasmos necesario y suficiente para mantener la Intensidad de la Situación Neurótica que permite la atracción estable de dos partículas cargadas de amor de signo contrario le llamaremos Número Magnético.

sabine_pigalle_6

5. El espacio en el que se desarrollan las interacciones de dos partículas cargadas de amor se denomina Espacio Neurótico, mientras que el espacio en el que se desarrollan las interacciones entre más de dos partículas cargadas de amor, se llama Espacio Crítico, las leyes de las Situaciones Críticas resultan inexpresables.

6. La deficiente calidad de la Situación Neurótica que actúa de conductor entre dos partículas cargadas de amor puede descompensar la carga de alguna de ellas, provocando daños irreparables en la Tensión Egocéntrica.

7. La disminución de la Tensión Egocéntrica conduce a la disolución de la Particular Pareja Neurótica. En el momento en el que ambas partículas tienen la misma carga neurótica, la PPN se desintegra.

8. La Tensión Egocéntrica se mide en Carcajadas. Una disminución apreciable de las Carcajadas es síntoma inequívoco de repulsiones futuras probables. El número de Carcajadas necesario para mantener la Tensión Egocéntrica imprescindible para la atracción estable de dos partículas cargadas de amor de signo contrario, se llama Número Irónico.

9. Los Teoremas que explican la disolución de una PPN se agrupan bajo la teoría de las repulsiones fuertes, y en ella el Número Magnético es igual al Número Irónico y ambos igual a cero.

Definimos entonces el Número Magnético como el número de Espasmos necesario para mantener la Intensidad de  la Situación Neurótica que hace posible la atracción estable entre dos partículas cargadas de amor de diferente carga neurótica.

Definimos también el Número Irónico como el número de Carcajadas necesario para mantener la Tensión Egocéntrica entre dos partículas cargadas de amor de diferente carga neurótica.

Las partículas cargadas de amor interactúan en el Espacio Neurótico, donde rigen las bromistas leyes de la mecánica laxa.

Cuando el Número Magnético es igual al Número Irónico y ambos igual a cero, comienzan a regir las leyes de la repulsión en el espacio neurótico en el que antes regían las leyes de la atracción. Así como la atracción se mide en Carcajadas y Espasmos, la repulsión se mide en Contracciones.

El número de Contracciones necesario para producir una repulsión permanente entre dos partículas cargadas de amor, que antes se sentían atraídas y ahora se repelen, se llama Número Sulfúrico. Cada PPN tiene su Número Magnético, su Número Irónico y su Número Sulfúrico particular, es necesaria la práctica de minuciosos ejercicios cuánticos para poder calcularlos.sabine_pigalle_7

10.Cuando una partícula cargada de amor receptora es bombardeada electrónicamente por una partícula de amor emisora, puede experimentar una atracción débil.

11. La atracción débil experimentada por dos partículas cargadas de amor puede crear un campo electromagnético denominado campo papillotágico, un campo deslumbrante, que se refuerza cuanto mayor es la Tensión, pudiendo llegar a ser cegador, y que pierde intensidad neurótica debido a las cada vez menores diferencias de tensión entre los dos polos.

12. Las atracciones débiles suelen resultar muy breves, muy intensas, con Números Magnéticos muy elevados, (muchos Espasmos) y dan lugar, por lo general, a repulsiones débiles, con Números Sulfúricos muy bajos, (pocas Contracciones). Pueden también dar lugar a atracciones fuertes con la formación de nuevas PPN.

13. El campo papillotágico aparece únicamente cuando el Número Magnético de la PPN es mayor o igual que determinada cifra, obtenida a partir de la resolución de las ecuaciones cuánticas que relacionan la masa y la carga de cada partícula con el deseo. A tal cifra llamaremos Número Papillotement.

sabine_pigalle_0414. El Numero Papillotement es diferente para cada PPN y marca la diferencia entre el amor habitual y el amor LSD.

Las partículas cargadas de amor- resultan, mecánicamente, dispersas, mientras que las cargadas de amor+ suelen actuar de forma mas conservadora. Las leyes de la atracción y la repulsión entre partículas cargadas de amor que rigen en el espacio neurótico se representan en gráficos cuyas coordenadas se retuercen hasta el paroxismo, sus puntos jamás se encuentran dos veces en la misma dimensión y se expresan en formulas indeterminadas, probabilísticas.

Puede afirmarse que es la Teoría de la repulsión la que rige en el espacio neurótico, de forma que no resulta atrevido explicar las atracciones como una de las posibles consecuencias de movimientos atómicos de repulsión, sin las cuales jamás se producirían.

Números Eléctrico y Papillotement muy altos son difíciles de alcanzar para la mayoría de las parejas neuróticas, así pues resultan extraordinarios, pero es muy probable que se dé al menos un momento en la vida útil de las PPN, en el que una de las dos partículas sufre un deslumbramiento.

Tratar de pilotar las situaciones neuróticas derivadas de la aparición de Números Papillotágicos es una tarea para la que es necesario entrenarse.

Las partículas cargadas de amor con números papillotágicos bajos, corren mas peligro de sufrir deslumbramientos, pues necesitan menos Espasmos que otras partículas con números papillotágicos altos. Se recomienda que el número papillotágico sea inversamente proporcional a la Intensidad de la Situación Neuróticas.

Cuando el Número Magnético es igual al Número Sulfúrico, e igual al Número Papillotágico e igual al Número Irónico, y todos ellos igual a cero, se produce el olvido.

sabine_pigalle_5El Número que mide el olvido todavía nadie lo ha definido.

Además de haber trabajado en el estudio del genial Helmut Newton, Sabine Pigalle es una fotógrafa francesa con una obra sencillamente fascinante, como la que ilustra esta colaboración.

Amantes eléctricos…

Marvin Gaye – How Sweet It Is To Be Loved by You.mp3

Marvin Gaye – Mercy Mercy Me.mp3

Anuncios

Acerca de cajadeloshilos

Somos tres carretes sin hilo. No tenemos ni presente, ni futuro. Sólo nos une el origen. Un pequeño gran bar zaragozano, donde entre cervezas y humos descubrimos que la ciudad deshilachada aburre. Que hay que coserla. Ahí nació todo. Quizá fue por una canción. O por una borrachera. O por la mirada expectante de Helena. El caso es que allí se encuentra el principio de nuestros desvaríos. El tiempo y la mala fe de algunos frustraron ese punto de encuentro. Pero no se perdió su espíritu y allá donde fuimos nos acompañó “La caja de los hilos”. Ahora volvemos a apuntar el rumbo. Solo necesitamos un hilo, un dedal, una aguja, un trapo viejo y un poco de habilidad. Si queréis colaborar con nosotros, nos podéis enviar vuestros textos a la dirección cajadeloshilos@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Palimpsestos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s