DEPENDE EN GENERAL

C. de la Vega se fue de viaje a Galicia en el verano del 2007. La crónica nos la envió el 19 de julio de ese año.

Hola a todos, colegas, coleguitas y otros seres. Antes de nada diré que no voy a hacer más comentarios sobre lo ocurrido, el Sastre sabrá con quién se gasta los cuartos. Motivos de trabajo me han traído a Galicia. Después de dos días de duras negociaciones en Villagarcía, por fin vuelvo a Santiago. Me he vestido de peregrino. No es complicado, te compras un palo, te pones la ropa más sucia y rota que tengas y te atas unos zapatos a la espalda. Entras más fácilmente en ambiente así. La gente te pregunta: “¿Qué tal va?”. Y tú contestas: “Cansadiño. ¿Y tú?”. Entonces, él te dice: “Depende”. “¿De qué?”, insistes extrañado. “No sé, depende en general…”, responde. Vestido de peregrino también puedes unirte a cualquier grupo por ahí sin parecer un pesao. Me han llevado a dos sitios que, queridos coleguitas, tenéis que pillar boli y apuntar: “La Pulpería”. Está en un callejón de La porta do camiño. Exquisito pulpo a feira, ribeiro casero y baratiño. Moola. Hay otro lugar que también se lo curra bien: “O gato negro”. De nuevo ribeiro caseiro y raciones buenas y generosas. Baratiño pero abarrotadiño todos los días. Me está gustando a mí esta tierra de bruxas y meigas. Pero mañana estaré en Oporto y desde allí os enviaré noticias. Por eso estad atentos, porque dentro de unas horas, dentro de nada, reaparecerá por allí vuestro jefe, vuestro héroe, vuestro sueño, vuestro ayatolá del buen rollito, vuestro… ¡Super Coleguita!

La maleta la cogimos del cuarto de Helena Santolaya.

Viaja…

The Ramones – Blitzkrieg Bob.mp3

Anuncios

Acerca de cajadeloshilos

Somos tres carretes sin hilo. No tenemos ni presente, ni futuro. Sólo nos une el origen. Un pequeño gran bar zaragozano, donde entre cervezas y humos descubrimos que la ciudad deshilachada aburre. Que hay que coserla. Ahí nació todo. Quizá fue por una canción. O por una borrachera. O por la mirada expectante de Helena. El caso es que allí se encuentra el principio de nuestros desvaríos. El tiempo y la mala fe de algunos frustraron ese punto de encuentro. Pero no se perdió su espíritu y allá donde fuimos nos acompañó “La caja de los hilos”. Ahora volvemos a apuntar el rumbo. Solo necesitamos un hilo, un dedal, una aguja, un trapo viejo y un poco de habilidad. Si queréis colaborar con nosotros, nos podéis enviar vuestros textos a la dirección cajadeloshilos@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Palimpsestos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s