PROTECCIÓN ANIMAL

katerinaplotnikova1

A veces Coleguita se ponía tierno. Esto ocurrió el 19 de marzo de 2008 en la vieja Caja. Disfrutad de la pasión animal de nuestro querido amigo.

Cuando veo a alguien maltratando a un animal se me parte el alma. Porque yo colega de todos, eso sí, pero también de los animales. Un ser indefenso siendo agredido por la mano del hombre (o de la mujer, que hay que decirlo todo), no hay derecho. Esta mañana, sin ir más lejos, veo a mi vecina echándole una bronca espantosa a un caniche que tiene. El perro es feo, todo hay que decirlo, pero no es para pegarle, o para gritarle y causarle un trauma psicológico. Luego que el perro muerde, pero ¿qué le hemos hecho nosotros, eh? ¿Acaso no tenemos culpa en esa barbarie? Que no puedo verlo, que no. Debe ser por mi alma de poeta que soy sensible a estas cosas. Porque aquí donde me veis (y no me importa reconocerlo), yo lloré con “Liberad a Willy 2”. Porque estas cosas me afectan. Además todos hemos sido animales alguna vez, ¿no? Algunos como Neo lo siguen siendo y no por eso hay que pegarles. Pero parece que se nos olvidan los orígenes y ¡ala! a darle rienda suelta a nuestras iras y frustraciones. Esa vecina, seguro que llega a casa y se pone como loca con el insecticida, como si la viese. Que mueran los mosquitos. Y las cucarachas y las arañas. Y todo justificado por que es SU casa. SU casa, SU habitación, SU territorio…. Nacionalista… ¡Etarra!

¿Y qué hay de los animales que nos comemos? Los matamos para comer, bien, pero ¿qué vida han tenido? ¿Han sido felices? Nadie lo sabe. ¿Acaso alguien se ha preocupado por la felicidad de los pollos industriales? ¿Les han pasado algún formulario a las gallinas de corral? ¿Y los peces de piscifactoría? ¿Y los melocotones madurados en cámaras? No hay respuestas. No hay respuestas porque no interesa. Las multinacionales de tiritas para perros tienen mucho dinero invertido en el tema y no les interesa que cese la agresión. ¡Que les peguen hasta la extinción! No puedo con las extinciones, debe ser mi alma de poeta pero es que me da mucha cosa que se extinga el oso, el águila imperial, el lince ibérico, la hormiga atómica… Es terrible esto de la extinción, es terrible pero es lo que tiene. En fin, para que no penséis que el Coleguita habla por hablar os dejo ver el vídeo que va a continuación, que es un ejemplo de abuso y exterminio. Agarraos al asiento.

Arriba, una de las imágenes de la fotógrafa rusa Katerina Plotnikova, que se acerca sin miedo a su lado animal.

The Gun Club – For The Love Of Ivy.mp3

The Gun Club – Jack On Fire.mp3

Anuncios

Acerca de cajadeloshilos

Somos tres carretes sin hilo. No tenemos ni presente, ni futuro. Sólo nos une el origen. Un pequeño gran bar zaragozano, donde entre cervezas y humos descubrimos que la ciudad deshilachada aburre. Que hay que coserla. Ahí nació todo. Quizá fue por una canción. O por una borrachera. O por la mirada expectante de Helena. El caso es que allí se encuentra el principio de nuestros desvaríos. El tiempo y la mala fe de algunos frustraron ese punto de encuentro. Pero no se perdió su espíritu y allá donde fuimos nos acompañó “La caja de los hilos”. Ahora volvemos a apuntar el rumbo. Solo necesitamos un hilo, un dedal, una aguja, un trapo viejo y un poco de habilidad. Si queréis colaborar con nosotros, nos podéis enviar vuestros textos a la dirección cajadeloshilos@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Palimpsestos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s